La falta de regulación del coste de los datos en móvil por la CNMC impide mejorar los precios a las OMVs.

En españa nos encontramos con un gran problema siendo operadora virtual móvil (OMV) y es que nadie regula dos puntos fundamentales: El coste máximo que puede cobrar un operador de red por el acceso a la red de datos y el coste máximo que puede cobrar el operador de red por usar sus antenas (tráfico aire).

Por ese motivo aunque el precio de la terminación móvil se haya puesto en un máximo de 1,18 céntimos, las operadoras de red siguen cobrando una media de 3 céntimos por usar su “red” lo cual hace que el coste por terminar una llamada a un móvil casi se multiplique por 4 respecto al coste que tiene cualquier operador de red (Movistar, Vodafone, Orange o Yoigo).

Y en el tráfico de datos el que no haya regulación afecta aún más y es que sin regulación la mayoría de los operadores virtuales debe comprar el tráfico entre 10 y 15 por GB de tráfico lo cual les pone en desventaja respecto a la competencia. Los operadores grandes virtuales pueden acceder a descuentos importantes para evitar que se cambie de “host” pero aún así se paga más de 8€ por GB de tráfico y así es imposible reducir los precios de Internet móvil.

Ahora algo puede cambiar: YOIGO tiene un acuerdo con Movistar que le permite acceder al 4G de dicho operador con costes cercanos a los que tenía KPN en su mejor época (y también ORTEL MOBILE) con ORANGE (inferiores a 5€ por GB) y ha consultado a la CNMC si tiene obligación Movistar de utilizar el contrato con ellos para ofrecerlo a operadoras virtuales. La decisión es fundamental porque de ocurrir eso algunas operadoras se plantearán irse a otro operador  de red.

De hecho el propio PEPEPHONE ya anunció su intención en la red y aunque Vodafone ahora intenté hacerle la pelota con descuentos importantes todos sabemos que la oferta de YOIGO es bien jugosa por 2 puntos fundamentales: (1) Dividir sus costes por 2-3 del GB (2) Por permitir el acceso al 4G.

Pero no será la única OMV que se lo va a pensar: El acuerdo que tienen los operadores de red por impedir el acceso a la red 4G y sobre todo por no reducir los costes del ancho de banda podrá salir muy caro a los grandes si no aceptan reducir costes y dar acceso a la red.

Para la mayoría de las operadoras virtuales como PEPEPHONE o MASMOVIL el salto requerirá cambiar de SIM y asumir el coste de esa operación pero los clientes son mucho más fieles que en otro tipo de operador y de hecho algunas operadoras como MASMOVIL irán mucho más lejos convirtiendose probablemente en operador FULL con las nuevas rondas de financiación lo cual le permitirá competir aún mejor en el mercado.

 

Share
Publicado en Articulos.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>