StarStarMe un proyecto que en España costaría hacerlo triunfar por la falta de experiencia de los clientes.

He vivido en Estados Unidos antes del año 2000 y en Estados Unidos las empresas usaban las letras que están con los números para recordar mejor números de teléfono y aunque empresas en España han intentado que esa práctica funcione en España: Por ejemplo el 900 900 VOZ equivale al 900 900 869.

En Estados Unidos han querido llegar más lejos y usar la tecnología que ofrecen los códigos USSD de los terminales para crear StarStarMe. Para poder entender mejor la lógica de la aplicación explicare con mi experiencia con las operadoras primero como funcionan los códigos USSD.

Lo primero, al marcar cualquier código en el teléfono que no sea lo normal (un número de teléfono) se interpreta por la operadora en dónde es analizado por un proceso que responde con la lógica oportuna: Por ejemplo #21# y llamada quita el desvio incondicional que haya configurado el cliente, o en algunas operadoras *111# nos devuelve el saldo.

De hecho las operadoras virtuales tienen configurados códigos USSD para conocer el saldo y crear códigos nuevos requiere por parte de las OMV de la inversión de un dinero que no siempre justifica el servicio. StarStarme pretende que para llamar a un número tecleemos **nombre y qué este nombre este asociado a un número.

En Estados Unidos ha sacado el producto Sprint y ha llegado a un acuerdo con el resto de operadores para que llamar sea más fácil pero todo ello por 2,99$/mes. En mi opinión podría ser un servicio interesante en España pero con condiciones y ventajas:

  • Debería haber acuerdo entre las grandes y que funcione en las OMV.
  • El coste debería ser máximo de 1€/año.
  • Debería haber una base de datos centralizada y un planteamiento dentro de la OAPM sería muy adecuado.
  • Podría asignar un número a cada cliente y permitir con un panel de control bloquear destinos para impedir que se pueda llamar.
  • Permitiría dar el número de telefono a alguien con el que no tenemos aún confianza sin darle nuestro número de verdad y podríamos bloquear a un destino que no nos compense.

El gran handycap con el que se encontrarían los operadores sería acostumbrar a la gente a llamar aunque el procedimiento sería sencillo: Yo le doy a un desconocido el número **123 por ejemplo (que he comprado por 1€ o me lo ha regalado mi operador al hacer el contrato), el operador contacta con la base de datos global y descubre el número real del cliente y llama a ese número. El cliente final en la factura no debería poner el número real sino el número. Si la persona que nos llama nos molesta le damos a bloquear en la web del servicio para impedir con listas blacklist los números que no queremos que puedan llamarnos. ¿No sería genial? 

Enlaces: StarStar

Share
Publicado en Articulos.

Comments

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>