¿Un móvil con 1 núcleo puede ser más rápido que 4 núcleos? Los 7 mitos sobre los core en los procesadores de móviles.

Vivimos en un mercado dónde parece que el mejor móvil es el que más nucleos tiene y prueba de ello es que los móviles más vendidos hoy en día de Samsung, S III y Note II poseen Quad core en su interior. ¿Pero es siempre garantía de doblar el rendimiendo?

Nick DiCarlo, vicepresidente de Samsung declara que “En teoría, si dividimos el trabajo en varios núcleos, cada núcleo hace un trabajo más reducido y por lo tanto consumirá menos energía.” Por ello parece que cuantos más núcleos menos consumo de batería tendríamos. ¿Será cierto? ¡Lo analizamos!

El primer mito es pensar que siempre es mejor. Según el fabricante de procesadores Qualcom “Conseguimos procesadores más eficientes de 2 procesadores que nuestros competidores con 4 núcleos” y justificaría la comercialización en USA del HTC ONE utilice Qualcomm’s Snapdragon S4 2 core. Incluso el propio vicepresidente de Samsung Nick DiCarlos declara también que “La realidad es que un móvil con 4 core puede ser mejor, igual o apreciarse peor que uno de 2 núcleos.

¿Y como es posible? Los procesadores para móviles se basan en arquitecturas ARM y según su código de instrucciones y su optimización en predicción de ejecución o en los ciclos que tarda en ejecutarse cada comando en lenguaje maquina puede producir que uno de 4 núcleos tarde más que uno de 2 núcleos. De hecho si ponemos en un móvil 4 nucleos A9 y montamos un móvil con 2 núcleos A15 (más modernos y más eficientes) un dual core ganaría a 4 nucleos.  ¿Queda claro?

El segundo mito es pensar que doblando el CHIP en cores se consigue el doble de rendimiento. No es cierto, porque en el fondo el CHIP posee más núcleos pero no se duplican los recursos compartimos la misma RAM y una misma energía. Esto quiere decir que si queremos que se note mejor rendimiento debemos también integrar el terminal con más recursos. Así debemos entender que si debemos elegir un Dual core con 1GB o un Quad Core con 512MB que nadie nos engañe será necesario que dispongamos de más batería y 2GB para notar una mejora más considerable.

El tercer mito es pensar que por tener 4 núcleos se usan todos al mismo tiempo. Y es que depende de muchos aspectos. El primero el sistema operativo que debe asignar una tarea en cada núcleo y poner las herramientas para interconectar todo. Pero no es suficiente porque si solo hay una aplicación no se aprovechará más que un núcleo por lo tanto las aplicaciones también deben aprovechar los recursos del sistema operativo por lo que los propios desarrolladores harán que sea o no útil tener muchos cores.  Según Greg Sullivan, productor de Software de Microsoft, para poder aprovechar las posibilidades de tener varios núcleos las lógicas de la aplicación se complican, se hace difícil debuggear (seguir el rastro de la aplicación) y corregir los errores en la misma por lo que los costes del desarrollo de una aplicación se incrementan: “Tener muchos cores sin aplicaciones multi-core no ayuda“.

El cuarto mito es que la teoría de tener más núcleos siempre ahorra batería. Y la duda es clara si la comparamos con un coche “En un coche deportivo cuando más pulsemos el accelerador, más rápidos iremos y menos tardaremos en llegar pero gastaremos más gasolina.” Además en la práctica los fabricantes no deben estar tan seguros que consuma menos cuando en los terminales de más núcleos se les introduce mayores capacidad de batería que no siempre implica más tiempo en conversación. ¿Por algo será no? En mi opinión se deben optimizar los recursos empleados por el software para controlar los procesos asignados a cada núcleo para que si que implique una reducción del consumo de batería.

El quinto mito es que los BENCHMARKS o pruebas de rendimiento del mercado lo son todo a la hora de decidir un terminal. Ese tipo de tests obtienen unos resultados muy relativos porque ponen a prueba el terminal pero a menudo en situaciones que no habituales al uso que un cliente hace al terminal. Y es que a menudo manipulan los resultados por lo que no debemos fiarnos al 100% de dichos resultados.

El sexto mito es creer que no depende el sistema operativo. (esto lo sabe Apple) ANDROID y MICROSOFT manejan diferente  los CORES y por lo tanto el rendimiento puede ser diferente. 

Al final vemos que los móviles con Windows Phone suelen poseer un solo núcleo porque según Sullivan de Microsoft la mayoría de las cosas que hacemos en un móvil como escuchar música o navegar en Internet no se pueden dividir en núcleos (procesos separados, no es útil 2 core). De hecho la mayoría de las aplicaciones en móviles Microsoft no se ejecutan de forma simultanea, sino que se suspenden y vuelven a reactivar cuando el cliente las necesita, una técnica que según ellos ayuda al ahorro de batería. ¿A cuantos de vosotros en un móvil con Android os ha durado muy poco la batería por tener muchas aplicaciones cuando si lo reinstalas de nuevo y solo instalas lo básico dura el doble la batería? Además Sullivan indica que con Android al ejecutarse todo en un sistema multi-core el propio sistema se vuelve más inestable y reduce su respuesta por los ciclos empleados en la gestión de los hilos de ejecución (algo que personalmente he notado personalmente en mi Samsung Galaxy S 2, aunque creo que aunque soy consciente del problema se debería investigar como evitar esos problemas y permitirme sistemas multihilo.) Sin embargo Microsoft no renuncia a los multinucleos en el futuro así que seguramente próximas versiones de terminales con Windows Mobile lo integren e intenten evitar los fallos de Android.

El séptimo mito es pensar que solo importa el procesador. Un móvil se rodea por dentro de periféricos y no es lo mismo si el móvil tiene un procesador gráfico que le ayuda a trabajar o un procesador independiente para algunas tareas matemáticas, HTC por ejemplo posee  su propio chip de procesamiento de imágenes y le permite ser uno de los fabricantes más rápidos para hacer fotos con el móvil. Por ello ¡No solo miremos si es 2 o 4 núcleos!.

En conclusión cuando vayamos a comprar un móvil deberemos mirar muchos puntos y en especial que tener muchos núcleos venga acompañado por un buen sistema operativo, más memoria RAM, e incluso que el móvil tenga unidades de procesamiento gráfico propias (GPU). ¡Nos lo ponen difícil! 

Después de este articulo además de ayudaros decidir muchos de vosotros podréis entender porque a veces nuestro móvil Android se cuelga y tenemos que esperar y que restaurándolo e instalando menos aplicaciones conseguimos aumentar la duración de la batería y la rapidez en la respuesta de un terminal. ¿Más claro? :-)

Share
Publicado en Articulos.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>